Close

Tener empleados más autónomos en 5 pasos

Puedes tener más tiempo para lo importante.

Dotar de autonomía a los trabajadores de tu empresa está íntimamente relacionado con una mayor satisfacción laboral. Los empleados se sienten valorados y son capaces de llevar a cabo sus tareas con un mayor rendimiento.

En el post anterior hablamos sobre los múltiples beneficios de fomentar la autonomía en tu puesto de trabajo, pero te estarás preguntando 

¿Cómo doto de autonomía a mis empleados?

1 Construye una cultura de confianza

Estar dispuesto a confiar en los empleados implica aceptar los riesgos que pueden acompañar a las acciones que se van a realizar. Cuando los líderes se rehúsan a delegar en sus empleados éstos lo interpretan como una falta de confianza en sus capacidades, originando un clima de desconfianza, así como una falta de iniciativa y autonomía por parte de los empleados.

Para rectificar este hecho, es importante ir poco a poco y aumentar gradualmente las responsabilidades y libertades de los empleados a medida que estos van demostrando más capacidades para, de esta forma, no cometer el error de ofrecerles una autonomía abrumadora que no puedan controlar y deba uno retroceder en el proceso si no está funcionando.

2 Aprender de los errores

Aquellos líderes que resultan ser demasiado críticos con el trabajo y concretamente con los errores de sus empleados, acaban con la iniciativa y la creatividad de éstos, y como consecuencia rompe con el compromiso que tienen con la organización.

3 Fomenta la comunicación

Tener reuniones periódicas para monitorear y revisar el progreso en relación con las metas y los plazos así como identificar los obstáculos y dificultades, ha demostrado tener resultados muy positivos. De esta manera los empleados y gerentes tienen la oportunidad de plantear inquietudes y celebrar los éxitos de aquellos que lo han alcanzado en la realización de tareas. 

4 Contrata a las personas adecuadas

Realizar un proceso de selección adecuado puede resultar en un cambio en la cultura de la organización y que de esta forma, ésta pase de tratarse de lugar donde predomina el mando y el control hacia otro donde prevalece la autonomía.

Algunas personas requieren dirección y supervisión constante, mientras otras consideran que son más prósperas en ambientes donde se sienten su propio jefe y tienen libertad en la toma de decisiones. Esta diferenciación hace fundamental que se indague en este hecho durante las entrevistas y la incorporación del candidato.

5 Muévete hacia un lado

Es importante, para realizar bien este proceso de dotar autonomía a los empleados, que los gerentes se aparten y no estén haciendo microgestiones o poniendo barreras innecesarias a la independencia. Es por ello que los gerentes deben dotar de libertad a los empleados para completar tareas según sus propios criterios, mientras permanecen disponibles para brindar apoyo y asesoramiento cuando sea necesario. 

¿Quieres dejar un comentario?
JUNTOS SOMOS INFINITOS

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.